REVISTAS KODAK


La fotografía es uno de los inventos que revolucionan el siglo XIX y XX,  participando activamente de los acontecimientos culturales, políticos, económicos y sociales que van sucediendo y que, por lo tanto, van a influir de forma considerable en el desarrollo de esta disciplina que, finalmente, se definirá como uno de los fenómenos más interesantes.

 

La relación entre la fotografía y la prensa comienza en el interés de la industria editorial de reproducir fotografías en sus ediciones. A partir de 1850 se desarrollan diversos soportes de impresión por medios fotoquímicos para la reproducción de fotografías, pero todos estos procesos no podían ser aplicados en la edición de periódicos y revistas ya que no admiten la impresión simultánea de texto y fotografías. En 1880 se desarrolla, por fin, la técnica que permitirá una impresión conjunta: el procedimiento fotomecánico de semitono.

 

La primera revista fotográfica española aparece en Sevilla en 1864, “La Fotografía”, fruto de la iniciativa privada de la burguesía sevillana que apuesta por esta recientemente estrenada disciplina científico-artística.

 

Desde 1864 hasta 1914 se conocen, nada menos, que unas 16 revistas fotográficas españolas, pero con un periodo de publicación que, en la mayoría de los casos, no supera los dos años, a excepción de “La Fotografía” de Madrid que se edita de 1901 hasta 1914 y “La Fotografía Práctica” de Barcelona editada entre 1893 y 1909.

 

Desde el año 1914 hasta 1939 existen un total de 23 revistas fotográficas, localizadas 9 en Madrid y 14 en Barcelona. Este dato es significativo en tanto que las revistas se publican en las zonas donde la industria y el comercio fotográfico están más desarrollados.

 

El origen histórico de este tipo de publicaciones debemos buscarlo en asociaciones o grupos de burgueses aficionados y con poder económico suficiente para capitalizar la edición de una revista de este tipo, de corta tirada y alto costo de impresión para conseguir reproducciones fotográficas de calidad.

A pesar de que el interés por la fotografía origina proyectos editoriales, éstos no podrán mantenerse al no existir una industria nacional que apoye este tipo de publicaciones.

 

La situación se modificará a partir de 1914, año en que se instala la casa KODAK en España, y en el que se inicia una época de expansión comercial e industrial de la fotografía.

 

KODAK impulsará y financiará la edición de revistas especializadas, cosa que animará a algunos de los fabricantes nacionales a editar alguna revista especializada más por mero orgullo patriótico y amor a la fotografía que por negocio.

 

Las revistas fotográficas tendrán un nuevo competidor, la fuerte industria fotográfica americana, la EASTMAN KODAK que entre sus productos fotográficos cuenta con cuatro revistas fotográficas gratuitas que cubren las necesidades de todos los públicos. La imagen de KODAK entra en todo tipo de público, desde el simple aficionado hasta el dependiente, pasando por el profesional y el comerciante.

El periodo comprendido entre los años 1914 y 1939 la fotografía se asienta en la sociedad y se industrializa dando paso a lo que se ha llamado “la democratización de la fotografía” frente al elitismo fotográfico de los años anteriores. Es el periodo más rico en cuanto a la evolución técnica y estética de la fotografía y que marcará un antes y un después de esta disciplina.

 

Comienza la Guerra Civil Española y desaparecen multidud de ediciones de revistas fotográficas, entre ellas las cuatro publicaciones que KODAK tiene en España que ya no volverán a editarse nunca.

 

KODAK  edita en España las siguientes publicaciones: 

“EL FOTOGRAFO PROFESIONAL”

(1914-1936) Revista dedicada al fotógrafo profesional.

 

 

 

“EL CORREO DEL KODAK”

 

(1914-1936) Revista dedicada a los avances técnicos en el mundo de la fotografía y al profesional de la fotografía.

 

 

“DETRÁS DEL MOSTRADOR”

 

(1919-?) Revista comercial dedicada a la dependencia del gremio de artículos fotográficos.

 

 

“REVISTA KODAK”

 

(1916-1936) Revista dirigida al aficionado eventual. Sus dos primeras entregas se llamaba “El Kodakista”.

 

Hemos puesto a disposición, de todo aquel que lo desee, la opción de descargarse en PDF  la “REVISTA KODAK”