La primera cámara digital de fotos se remonta a 1975, cuando en un laboratorio de Kodak se fraguó un dispositivo con nada menos que 0,01 megapíxeles.

 



 

 

 

Es una de esas cosas que no nos planteamos a pesar de convivir con ellas a diario. ¿Cuál es el origen del teléfono móvil o del primer ordenador o de las cámaras de fotos digitales? Es posible que nos sorprenda descubrir de qué época son las primeras versiones de algunos dispositivos que hoy usamos cotidianamente. En el caso de la primera cámara digital hay que viajar en el tiempo hasta 1975. En aquel año, a medio camino entre la convulsa década de los 60 y unos fructíferos años 80 para la informática de consumo, un ingeniero eléctrico trabajaba en un laboratorio de Kodak con piezas variopintas para crear algo nuevo.

 

 

 

En diciembre de 1975 Steve Sasson, que había aterrizado en Kodak dos años antes, dio por finalizada su invención. Se trataba de un dispositivo de 3,6 kilos que grababa imágenes en blanco y negro en una cinta de cassette. La calidad era de 0,01 megapíxeles y la primera fotografía tardó en materializarse 23 segundos.

 

 

 

En cuanto al visionado de las imágenes, aún quedaban algunos años para los primeros ordenadores personales. La información del cassette se desplegaba en un televisor de la época. Igual de rudimentarios parecen ahora otros inventos si nos retrotraemos a sus orígenes. No hay más que echar la vista atrás a las primeras computadoras en los años 40 o al primer móvil de 1973.

 

 

primera cámara digital

 

 

Volviendo a la primera cámara digital, Sasson y su jefe Gareth A. Lloyd se sirvieron de una lente de las que usaban las cámaras de vídeo Súper 8. Configuraron un dispositivo a uno de cuyos lados acoplaron una grabadora portátil de cassette con tecnología digital. Los creadores habían introducido asimismo un circuito integrado tipo CCD (que hoy se utiliza asiduamente por la fotografía y el vídeo digital) y un convertidor de analógico a digital extraído de un voltímetro, un dispositivo que normalmente sirve para medir la tensión en un circuito eléctrico.

 

El conjunto funcionaba gracias a un bloque de 16 baterías de níquel-cadmio y diversas conexiones entre circuitos analógicos y digitales. Sasson se había documentado concienzudamente para construir este sistema electrónico. Con la primera prueba, para la que se pidió a una asistente de laboratorio que posara, se dio cuenta de que los patrones se grababan en la cinta de cassette.

Sólo quedaba realizar algunas mejoras. La cara de la asistente de laboratorio aparecía borrosa, lo que se solucionó haciendo algunos sencillos ajustes. En aquellos momentos se estaban dando los primeros pasos de una tecnología que cambiaría, décadas más tarde, la forma en que la gente retrata sus vidas.

 

primera cámara digital

 

 

Sasson y Lloyd obtuvieron la patente por la cámara digital en 1978, mientras que en los años 90 llegaron los primeros dispositivos comerciales. Curiosamente esta tecnología ha sido una de las causas de la bancarrota que en 2012 declaró Kodak, compañía para la que sigue trabajando Sasson. A él le llegó el verdadero reconocimiento en 2007, cuando entró a formar parte del Consumer Electronics Hall of Fame, gestionado por la Consumer Electronics Association de Estados Unidos.